Autoridades medioambientales consideran vital la concientización de empresas constructoras para el fin de vertederos clandestinos

En medio de un preocupante panorama de vertederos clandestinos y desafíos en la gestión de residuos, un nuevo proyecto de ley busca combatir esta problemática en distintas comunas de Santiago. A pesar de los avances con la Ley Rep, expertos ambientalistas y autoridades municipales señalan la necesidad de un cambio gradual y una mayor concientización por parte de empresas constructoras para reducir la basura ilegal y promover el reciclaje.

por Jessica Jaramillo y Alejandra López

El 14 de noviembre ingresó a la Cámara de Diputados un proyecto de ley para penalizar los vertederos clandestinos con sanciones que incluyen penas de cárcel y multas, además de brindar mayores atribuciones a los municipios para fiscalizar a las empresas constructoras, una de las principales fuentes de residuos inertes. Esta iniciativa fue impulsada en colaboración con la Municipalidad de Pudahuel, una de las zonas más afectadas por los vertederos ilegales, así como Maipú, Quilicura y Estación Central.

Este proyecto se suma a las disposiciones establecidas por la Ley 20.920, conocida como Ley Rep (Responsabilidad Extendida del Productor), que proporciona un marco para la gestión de residuos y fomenta el reciclaje. Desde su promulgación, ha establecido metas mediante decretos, priorizando la administración responsable de neumáticos, envases y embalajes, aceites lubricantes, aparatos eléctricos y electrónicos, así como pilas y baterías. 

Con respecto a la aplicación de esta normativa, Gonzalo Ponce, presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la comuna de Maipú, señaló que, si bien proporciona herramientas y estrategias específicas para abordar la problemática de los vertederos, aún es insuficiente. Destacó que existe “un compromiso evidente con la educación y la sensibilización, que juegan un papel clave en cambiar los hábitos de la población. Sólo así, se puede tener un impacto positivo a largo plazo en la reducción de basurales ilegales”.

Asimismo, Ana Karina Molina, ingeniera medioambiental, experta en economía circular y en materias de manejo de residuos, afirmó que los principales desafíos para implementar el proyecto de ley es involucrar y concientizar a la mayor cantidad de empresas que actualmente incumplen la legislación. “Esperamos que exista una autodenuncia por parte de las constructoras, sin ser multada al principio para que ellos mismos puedan exponer cuál es el metraje o la cantidad de residuos que generan”, agregó.

Ana Karina Molina, ingeniera medioambiental

El concejal Ponce también anticipó un aumento significativo en el reciclaje para Maipú mediante la aplicación de la Ley Rep, proyectando un aumento de 5,000 a 8,700 toneladas anuales de reciclaje entre 2023 y 2024.  Así como para la comuna de Maipú, las llamadas “mafias de la basura” representan un desafío creciente para varias comunas de Santiago. Según el Diagnóstico Nacional de Sitios de Disposición ilegal de residuos del año 2021, actualmente en Chile existen 3.735 vertederos ilegales y microbasurales, estimando que ocupan una superficie de 1.444,08 hectáreas.

Por otro lado, Jorge Canals, ex subsecretario del Medio Ambiente e impulsor de la Ley Rep, aseveró que la norma no tiene como objetivo hacerse cargo de la disposición ilegal de basura, por lo tanto, valoró el proyecto de ley enfocado exclusivamente en los vertederos clandestinos. Canals señaló: “Lo que sí debiera suceder con la Ley 20.920 es que con el transcurso del tiempo y el aumento de las metas, vaya quedando menos basura sin recolectar. Pero eso es una cuestión que debiese ser muy gradual en el tiempo”. 

Jorge Canals, ex subsecretario del Medio Ambiente

De acuerdo con el Reporte del Estado del Medio Ambiente 2022, en el año 2020 se generaron alrededor de 7,9 millones de toneladas de residuos municipales, de ese total, la Región Metropolitana lidera con un 47%, seguida de la Región de Valparaíso y la Región del Bío Bío con un 11,1% y 7,3% respectivamente. Estos datos fueron estudiados considerando una población de 21 millones de habitantes, lo que significa que un habitante en promedio genera 1,03 residuos al día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous post Paro de recolectores llega a su fin: Municipio de Santiago y funcionarios logran acuerdo
Next post El futuro y funcionamiento de la inteligencia artificial en el mundo de la música y sus límites legales